¿Por qué se venera a la Virgen?


En la actualidad muchas personas no veneran a la Virgen, porque la soberbia les hace creer que saben más que Dios, y finalmente terminan haciendo lo que más les parece. Una buena forma de remediarlo, es empezar rezando una oración la magnifica.

En este sentido la palabra de Dios nos dice venera a la Virgen, porque como su sierva, hizo su voluntad, cumplió su designio y se apartó de la soberbia para vivir en plena humildad.

Para la iglesia católica la Virgen María no es un ídolo o una diosa, simplemente representa a la madre de Jesucristo hecho hombre, por lo tanto, es la madre de Dios  que es el mismo Jesucristo y esposa del Espíritu Santo.

Dios ha dispuesto los medios para llegar a él, y Jesucristo hecho hombre nos abrió la brecha para alcanzarlo; pero también es cierto que todos los bautizados están llamados a ser mediadores, tal como cita Santiago 5:16 “… orad unos por otros para que seáis sanados” ante Jesucristo.

Cuando se venera a la Virgen, se recibe la luz vigorosa de Jesucristo y se vive la palabra de Dios, gracias a este instrumento divino se recibe su gracia, su bendición y la sagrada salvación.

¿Cuáles son las razones para venerar a la Virgen?

  1. Es la madre de Jesucristo, y el regalo que nos dejó para morar en nuestros hogares.
  2. Ella recibió el mensaje de Dios mediante el ángel Gabriel: “llena eres de gracias”.
  3. Fue el Espíritu Santo quien animó a Isabel a enaltecer a María, durante su encuentro, exclamándole: “bendita tú entre las mujeres, y bendito sea el fruto de tu vientre” Lucas 1:42.
  4. María pronunció su canto de la magnífica: “desde ahora todas las generaciones me llamaran bienaventurada”.

El primero que  veneró a María fue Dios, por ello venerarla  no es quitarle espacio a Dios, ya que nos conduce a Jesucristo.